2017- monasterio de NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN Y SAN ELIAS PROFETA

AMARAS

AL  SEÑOR

 

 

CON TODA TU ALMA

CON TODA TU MENTE, con toda tu fuerza,

CON TODO TU CORAZÓN

 

 

  • Canción:   “ESCUCHA TU, LA PALABRA DE DIOS”

 

Escucha, tú, la Palabra de Dios,

no sólo con tus oídos,

también con tu corazón.

Escucha, tú, la Palabra de Dios

y estate siempre atento a su Voz. (bis)

 

Déjala entrar dentro de tu corazón,

pásala a tu mente y a tu situación,

vívela, vívela en tu realidad,

haz que por tu vida llegue a los demás.

 

Si tus manos son instrumento de Dios,

da tu pan al pobre, préstale tu voz,

ama a Dios, ama a Dios con tu caridad;

oye su Palabra con sinceridad.

 

  • Lectura: Mateo 22,34-40

 

34Entonces los fariseos, oyendo que había cerrado la boca a los saduceos, se juntaron a una. 35Y preguntó uno de ellos, intérprete de la ley, tentándolo y diciendo: 36Maestro, ¿cuál es el Mandamiento Grande en la ley? 37Y Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios de todo tu corazón y de toda tu alma y de toda tu mente. 38Este es el Primero y el Grande Mandamiento. 39Y el Segundo es semejante a éste: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 40De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.

 

 

  • Canción: “SEÑOR, ¡ENVÍANOS TU ESPÍRITU!”

Señor, ¡envíanos tu Espíritu! Envíalo pronto, ¡Señor!

Para matar mi ira, para entender la suerte,

para cambiar mi vida y para amar tu muerte.

Para servir de antorcha a quien sin luz se muere,

para servir de impulso a quien se sienta inerte.

 

Para vivir amando y en el dolor quererte,

para romper mi barca, donde en mí me hago fuerte.

Para saber seguirte en gozos y en tristezas,

como lo hizo tu madre, que seamos como ella.

 

Para matar mentiras y beber de tu fuente,

manantial de agua viva y así ya no se miente.

Para quitar las dudas en mis tardes sombrías,

y acabar con mis miedos y con mis cobardías.

 

Para ser puro y limpio como la espuma y la nieve,

para ser como un niño que a ti nunca reprende.

Para saber de ti, para entender la cruz,

para saber amar como me amaste tú.

  • Escucha: “MI CRISTO ROTO”

 

Tema: “AMARAS AL SEÑOR, TU DIOS, CON TODA TU ALMA, CON TODA TU MENTE,

con toda tu fuerza, CON TODO TU CORAZÓN”

 

         Salió el sembrador a sembrar…. ¿Hoy como esta tu corazón, que terreno eres tú?,  ¿serás la tierra buena que acoja la Palabra y la hace vida o dejaremos que también hoy pase por aquí y no hayamos dejado que nos diga nada?”

Si a lo largo de nuestra vida tenemos la suerte de cruzarnos con aquel al que llaman Jesús de Nazaret la cosa cambia; sobre todo si nos paramos a oírle, si nos da por seguirle, o si decidimos dejarnos guiar por sus pasos, optando por vivir lo que nos enseña. (Maica Rodríguez)

Tenemos que vivir juntos, compartir, coexistir todos. Hemos de estar abiertos a contar y trabajar con los que piensan de forma distinta a nosotros, esa es la mejor manera de amar a Dios. (Mari Ángeles García Prieto) es cierto, muy cierto, no hay cristiano sin comunidad, si no formamos parte de un rebaño, de un equipo, si no arrimamos el hombro al hombro de otros hermanos nuestro cristianismo es falso. No podemos hacernos un Dios a  nuestra medida que encaje en nuestros planteamientos, al contrario todos hemos de ajustar nuestra vida al proyecto que Dios tiene para cada uno de nosotros; “Mis caminos no son tus caminos, mis planes no son vuestros planes”. No creemos en un Dios que podemos  seguir a la carta como cuando vamos a un restaurante, es como cuando elegimos a alguien para  compartir nuestra vida, pareja, amigos.. No podemos quedarnos solo con lo que nos gusta de esa persona, sino que nos quedamos con el todo de ella, pues tampoco podemos acomodar a Dios al ritmo de nuestra vida. Por lo tanto no podemos seguir a un Dios al que dejamos abandonado, a un Dios al que solo visitamos cuando no tenemos otra cosa que hacer, cuando nos sobra tiempo, creemos en un Dios que quiere y necesita una relación con nosotros, creemos en un Dios al que queremos y con el que necesitamos tener una relación y eso se da en la oración y en la mayor de las oraciones, la Eucaristía. La relación con Jesús por un lado nos llena de amor y nos hace inmensamente felices, muchos nos llamaran tontos por nuestra forma de reaccionar ante los demás, ante distintas situaciones, pero no hemos de olvidar, que no tendremos ningún merito si solo amamos a quienes nos aman, en ese caso, Jesús nos dice que hasta las prostitutas nos llevan delantera para  ganar el reino de Dios. Y el Reino de Dios no es un futuro para cuando no estemos aquí, el Reino de Dios es por completo nuestra posibilidad de ser feliz, ahora y siempre. si nos abrimos a ese Dios hecho hombre que hace nuevas todas las cosas, él entonces borra el pasado malo y nos da un tiempo nuevo en el que todo es posible aunque parezca difícil, imposible. Hemos de descubrir que perdonar y amar es siempre, siempre, más importante que tener razón.

Ante el mensaje de Jesús Mucha gente se escandalizaba, tanto así que les dijo: ¿también vosotros queréis iros? Y es que como el que quiere aprobar en sus estudios, como el que quiere recibir la paga por su trabajo, como el deportista que quiere ganar la carrera, llegar a la meta, como el que quiere enamorar a alguien, como el que quiere ser un buen músico, un gran artista, el cristianismo exige un compromiso de nuestra parte como todo lo anterior que hemos dicho, no olvidemos que ese compromiso es   solo y exclusivamente, un compromiso de amor a Dios y a nuestros hermanos. Queda claro no somos cristianos por solitario ni fabricándonos un Dios a nuestra medida.

Dios hoy nos pregunta a cada uno: ¿Aceptas hoy ponerme en el centro de tu vida? ¿Me dejas amarte por encima de ti mismo? ¿Me dejas entrar en tu corazón?

 

  • Procesión de la Virgen del Carmen

Deja un comentario