Semilla 479 XXXIII Domingo de Tiempo Ordinario

Si eres fiel en lo poco, se te confiará mucho. La parábola de los talentos…Un clásico. Pero tan actual como todas las  parábolas que utilizaba Jesús. Cada uno de nosotros es único y cada uno de nosotros tiene unas cualidades  y unas capacidades especificas, pero lo importante no es lo que tenemos, sino como lo utilizamos. Todos tenemos en nuestro corazón, el potencial suficiente y los medios necesarios para “Trabajar” en el Reino de Dios, y de nosotros depende la manera de utilizarlos. Somos libres, libres para usarlos, aumentarlos, esconderlos o incluso derrocharlos y malgastarlos, ahora bien, todo lo que hagamos repercutirá directamente en nosotros.

Dios es  Todopoderoso, y para cumplir S u voluntad no necesita la ayuda de nadie, pero El quiere que nosotros seamos sus  colaboradores.  Quiere que nos impliquemos, lo primero que nos solicita es predisposición, esto es, querer colaborar sin límites, estar preparados para lo que necesite el Pueblo de dios. Y aún va más allá nuestro Señor. El mismo ha sido el que nos ha concedido las Gracias necesarias para trabajar en su Obra, y sabe perfectamente la  capacidad de cada uno de nosotros. No quiere pasividad en su rebaño, nos quiere activos, vigilantes y productivos. Activos y expectantes orando y en comunicación con Él. Vigilantes y atentos a todo lo que nos rodea, pendientes a nuestros hermanos para hacerles la vida más fácil y alegre. Productivos, mostrando al mundo las maravillas de Nuestro Señor, dando testimonio de la verdadera Alegría que nunca acaba y que sólo se encuentra estando cerca de Dios.

Sólo así podremos multiplicar nuestros “talentos”, y cuando seamos llamados a dar cuentas podremos presentar ante nuestro Señor el fruto multiplicado. No seamos como el empleado desleal. Seamos fieles en lo poco, Él nos dará el “ciento por uno”

Si eres fiel….

 

Francisco Javier Torres Jiménez

Hermano Mayor de la Hdad.  Santa María de los Remedios

Estepona

 

 

 

Deja un comentario